jueves, 17 de septiembre de 2009

Ramadan en Rabat

Posted on 1:13 a. m. by gobi66

Las vacaciones ya han pasado. Bueno, debería decir que el verano ha quedado atrás, ya que las vacaciones aún están presentes para algun@s.
Me toca por motivos de trabajo, pasar unas semanas en Rabat. El caso es que como no podía ser de otra manera, empezamos con situación extraña: RAMADÁN. Mes que los musulmanes dedican a Alá, básicamente guardando ayuno desde que sale el sol hasta que se pone.

Como datos curiosos decir que es el noveno mes del año lunar y por lo tanto variable durante el año solar. Tan variable que ni ellos mismo saben cuando empieza ni cuando acaba.

En este año, 2009, empezó el 22 de agosto y terminará el 19 o el 20 de septiembre. La fecha de fin no se sabe. Este dato lo deciden las autoridades religiosas el mismo 19 de septiembre y en caso de ser este día, lo anuncian desde los minaretes (antiguamente, mediante cañonazos). En caso contrario, otro día más de ayuno.

El inicio y el fin del ayuno tampoco tienen hora fija, pero más o menos están entre las 4:00 -4:30 AM y 18:30-19:00 PM respectivamente. Resulta de lo más curioso ver como a medida que se acerca la hora del fin del ayuno, los ayunantes se apresuran a llegar a casa, quedando las calles desiertas a partir de ese momento.

Como colofón, el final del Ramadán concluye con dos días de fiesta de celebración. Da la casualidad que este año el 20 es domingo. Así que con un 80% de probabilidades el final del Ramadán será el 20 ;-)

Estas tres semanas que me ha tocado vivirlo han sido francamente curiosas. Es verdad que el ritmo baja, que ellos están cansados, incluso hasta irritables. Para comprobar en mis carnes el efecto, algunos días ayuné  y francamente, a días sueltos es soportable, aunque no saludable. Lo cierto es que no he sido tan estricto como ellos (desayunaba a eso de las 8:00 AM), pero muchas veces me iba a cenar a las 21:00-22:00 sin probar ni liquídos ni sólidos.

El problema reside en el ritual que realizan en el momento de finalizar el ayuno. En cuanto el muecín avisa del fin del ayuno, comen el FTOR, que en árabe es el nombre que le dan a la primera comida del día, vamos lo que nosotros llamamos "des-ayuno" (anda, mira tú lo que quiere decir). Para muestra ahí va una foto:




Todo esto que se ve en las fotos, nos lo metimos entre pecho y espalda 4 seres humanos de diferentes nacionalidades y credos sin ningún problema o remordimiento. Para que venga el zapatitos a hablar de alianza de civilizaciones. Donde esté una buena mesa, desaparecen las discordias.

Por lo visto, dos o tres horas después de esto, toca cenar en familia, con sobremesa incluida. El primer día que llegamos, a eso de las 00:30 AM, las calles de Rabat parecían una fiesta. Llenas de personas sin ánimo de irse a dormir. La puñeta es que a eso de las 4 AM empieza de nuevo el ayuno y por lo tanto toca aprovisionarse de comida y bebida para aguantar el día. Es decir, diana a las 3:30. Es decir, que entre el poco dormir y el mucho comer, durante el día están que no pueden con ellos mismos.

En una reunión, uno de los presentes estaba escandalizado por que había visto gente en la playa bañándose. El problema que le veía es que al bañarse puede entrar agua por la nariz y de esa manera se rompe el ayuno.

Por cierto, están libres de ayuno, los niños, los viejos, los enfermos, las mujeres con la regla (en cuanto dejan de ser "impuras", a ayunar como todo hijo de vecino) y los viajeros.

No Response to "Ramadan en Rabat"

Instagram