jueves, 27 de julio de 2006

Viaje a Jeddah continuación

Posted on 9:39 a. m. by gobi66

Sigo en Jeddah. Hoy vuelvo a casa y me espera un nuevo periplo aéreo. Francamente de los viajes profesionales que he tenido que hacer este ha sido el más agradable. La gente en este pais es extremadamente hospitalaria. Desde el momento y hora que te conviertes en su invitado, su responsabilidad es tu bienestar.

Lo que más me ha impresionado son las diferencias exsitentes entre hombres y mujeres. Las mujeres solamente pueden estar con los hombre si son familia directa o si van acompañadas por sus maridos. A partir de ahí cualquier situación es posible.

En los restaurantes hay una zona exclusiva para las mujeres donde ningún hombre puede entrar. Al lado del hotel, hay un McDonalds (por cierto, el BigMac tiene el mismo sabor que en España). A la hora de hacer el pedido, el mostrador está divido por una mampara, para separar las mujeres de los hombres.

Bajo ningún concepto una mujer puede estar sola con un hombre en un recinto cerrado si no es su marido. A lo largo de estos días me he cuidado muy mucho de subir en el ascensor del hotel con alguna mujer sola o acompañada.

Como las mujeres y los hombres que no son familia tienen que estar separados, en la empresa a la que he ido NO hay mujeres por cuestiones arquitectónicas. Es decir, el coste de habilitar las oficinas para cumplir con las normas segregacionistas era tan elevado que no han contratado a ninguna mujer.

En cuanto a la vestimenta de las mujeres, van tapadas de arriba a abajo con una túnica negra, viendose en el mejor de los casos los ojos (ya que algunas sobre la cabeza se ponen doble velo, no dejando ver ni los ojos).

En cuanto a los hombres, la mayoría de ellos van con la túnica blanca y el turbante blanco y rojo a cuadros. Los de la oficina están europeizados. Como anécdota, la mayoría tiene bigote o perilla o ambos. Los más extremistas llevan barbas a lo taliban.

Los hombres solamente van con toallones si van de peregrinaje a la Meca o a Medina. Ambas ciudades están absolutamente prohibidas a los no mulsumanes. Ayer nos comentaron, que si se quería visitar con tranquilidad, tenías que convertirte al Islam, cosa que se puede hacer "on-line" antes de entrar en las mezquitas santas.

Dependiendo hacia donde mires, es como un viaje en el tiempo varios siglos atrás, y el contraste es impresionante cuando ves los cochazos en los que se mueven los saudíes. Hay que tener en cuenta que 1 euro son unos 15 litros de gasolina.

Ayer fuimos a cenar, invitados por el director general de la compañía, a un restaurante italiano sito en el edificio anexo del Hilton. El coche del director es un Mercedes todo terreno, último modelo y "refull-equip". Era el peor con diferencia de los que allí estaban aparcados. Lo primero que vimos en el aparcamiento fué un Rolls-Royce de los del paquete. Luego nos explicaron que el anexo del Hilton estaba destinado únicamente a suites y apartmentos de super lujo.

Por cierto, la cena fué acompañada de agua mineral, ya que el alcohol está absolutamente prohibido. Nos ofrecian vino sin alcohol, es decir mosto y champán, siendo champán una combinación de mosto y agua con gas ;-)

Durante la cena, surgió el tema de los castigos coránicos, donde nos enteramos que el adulterio se castiga con lapidación hasta la muerte o con latigazos en función de si los amantes están casados o no. El saudí que estaba con nosotros defendió que ese castigo estaba perfectamente claro en el Corán, recitando el pasaje de memoria. Esta misma persona nos sorprendió diciendonos que Jeddah era una ciudad muy permisiva de puertas para adentro. Su hermano, pincha discos, pone música en "naked-parties", es decir fiestas donde los participapantes están desnudos, vamos las orgías clásicas que inventaron los romanos. Esto dá una idea de que la sociedad no está de acuerdo con las leyes morales impuestas, pero no se atreven a rebelarse.

2 Response to "Viaje a Jeddah continuación"

.
gravatar
Anónimo Says....

muy instructivo. Casi dan ganas de .... leer sobre el mundo árabe.

Saludos, gobi y sigue deleitándonos con tus experiencias

.
gravatar
Anónimo Says....

Lo mejor, enterarnos de la doble moral del mundo arabe.

Saludos.

Instagram